Servicios urbanos más eficientes, costos operativos más bajos, uso optimizado de los recursos naturales y mejora significativa en la calidad de vida de los ciudadanos. Éstos son algunos de los principales beneficios que la integración y el cruce de datos de los diversos sectores de una ciudad – colectados por medio de redes de sensores y agregados a un centro de operaciones remoto – deberán incorporar a los gestores públicos, a las empresas y a las personas que viven en las llamadas ciudades inteligentes.

Se notarán las ganancias en la mejora de las actividades cotidianas, en la desburocratización de los servicios públicos, en la intensificación de las relaciones comunitarias, en la adquisición y construcción de conocimiento, en la agilidad de las transacciones en línea (entre personas y organizaciones o entre personas y gobiernos), en nuevas capacitaciones para el mercado de trabajo, en el desarrollo social y económico en general. Por eso, cada vez más, todas las esferas de la administración pública invierten en Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

Al final, el abanico de beneficios tiende a crecer, con la evolución tecnológica y la posibilidad de conexión por Internet de miles de millones de objetos del mundo físico – concepto conocido como Internet de las Cosas (o el IoT, sigla en inglés). Será, sin lugar a dudas, un verdadero salto en términos de ventajas y oportunidades, que convertirá a las ciudades en lugares mucho mejores para vivir, trabajar, divertirse e invertir.

Sin embargo, para que iniciativas de esta índole sean exitosas, es fundamental comenzar por la implantación de una infraestructura adecuada de red de TIC. Será esta red la encargada de garantizar la comunicación, el acceso y el intercambio de informaciones entre las personas, cosas, empresas y la administración pública.

Alianza Estratégica

CPqD es un socio estratégico para los gestores y las organizaciones públicas y privadas. Sus competencias y exención pueden contribuir en procesos de adquisición, implantación y gestión de infraestructuras de TIC, tales como: implantación de redes de comunicaciones ópticas e inalámbricas, sensores, plataformas de gestión de datos; gestión de fallas, configuración, control de acceso, desempeño, planificación, operación y supervisión de los elementos de red; gestión del uso de recursos ambientales (energía y agua) y descarte de residuos; mejora de la eficiencia e informatización de los procesos administrativos de escuelas y secretarías; gestión de los aspectos tributarios de la administración municipal; prestación de servicios al contribuyente y muchos más.

I&D

Los frentes de investigación y desarrollo de CPqD estudian tecnologías que podrán contribuir con la transformación profunda del concepto actual que se tiene sobre movilidad urbana, aplicaciones de sensores (ópticos y por radiofrecuencia), almacenamiento de energía, localización geográfica de las cosas y de las personas, uso racional de los recursos naturales y control de la seguridad de las informaciones.