La actual combinación de la convergencia tecnológica ha generado un escenario en el cual se presentan múltiples alternativas en lo que refiere a tecnologías, mercados, negocios y reglamentación. En este contexto, las empresas, sean ellas proveedoras o usuarias de bienes y servicios, buscan una visión sistémica e integrada de esos elementos para lograr un mejor posicionamiento con relación a sus competidores y a la regulación gubernamental.

El CPQD está capacitado a ofrecer a los mercados de telecomunicaciones, de tecnología de la información, de empresas de energía eléctrica y de áreas gubernamentales servicios de consultoría para posicionamiento ante los cambios del mercado y de la tecnología, por medio de especificación de nuevos negocios y servicios y por el análisis de vulnerabilidad (acción estratégica) de la introducción de un servicio en ese contexto. El trabajo realizado por el CPQD objetiva también auxiliar las empresas en la elaboración de estrategias de productos, precios y ventas, en la identificación de competidores, oportunidades y nuevos mercados, y también en la estructuración de acciones que tornen viables esas estrategias (marketing estratégico).

En un mercado extremadamente dinámico las empresas demandan soluciones innovadoras y de alto valor agregado a fin de aumentar su ingreso, mejorar su posicionamiento y comprender su sector de actuación para enfrentar los desafíos de cambios e incertidumbres.

La metodología criada por el CPQD, que incorpora técnicas alineadas con un abordaje sistémico, considera dos vertientes de análisis distintos: el análisis técnico-económico, que incluye técnicas de evaluación económica de servicios que consideren la inversión en condiciones de incertidumbre, y el análisis sociotécnico, que incluye aspectos de la relación entre tecnología y sociedad y su influencia recíproca. Entre sus componentes se encuentran los aspectos socioculturales, político-regulatorios y mercadológicos.

La armonización de las dos vertientes escogidas se hace según el abordaje dinámico de sistemas, que permite comprender la estructura y el comportamiento temporal de sistemas complejos, suministrando un método de modelado y simulación computacional de esos sistemas. Se apoya también en modelos matemáticos derivados de la teoría de control y dinámica no lineal, pero que, con el advenimiento de herramientas computacionales amigables, tuvieron su empleo bastante facilitado. Tal técnica es reconocida en la literatura de planificación como valiosa para el análisis de tendencias y de alternativas, ejemplarizadas en contextos tan diferentes como construcción de escenarios, anticipación tecnológica, difusión de nuevos productos y tecnologías, ciclos de negocios, concepción de cadenas de valor, gerencia de servicios y de proyectos y varios otros. La base metodológica es adaptada a las necesidades de cada cliente y orienta las acciones de marketing estratégico.

La consultoría prestada por el CPQD puede traer como resultado informes, presentaciones y prototipos de modelos de simulación desarrollados a lo largo de las actividades. Dentro del dominio de la acción estratégica se pueden realizar las análisis de viabilidad y especificar nuevos productos, negocios y servicios. En lo que respecta a marketing estratégico, es posible profundizar los resultados de la acción estratégica, complementándola con trabajos detallados de prospección mercadológica y planes de negocios.